Skip Links
U.S. Department of State
PortadaContáctenosEnvíe esta páginaFOIAAnuncio de privacidadArchivoEnglish
U.S. Department of State
Secretario de Estado Colin L. PowellAcerca del Departamento de EstadoApoyo Internacional a los NegociosAsuntos del Hemisferio OccidentalTemas InternacionalesVisasMas Información sobre ViajesEn Otras Noticias
Departamento de Estado de los Estados Unidos
   

Información general: Egipto



agosto de 2004

Bandera de Egipto 

 

RESEÑA

Nombre oficial

República Árabe de Egipto

Geografía
Superficie: 1.001.450 km² (386.000 mi²); aproximadamente igual a los estados de Texas y Nuevo México en conjunto.
Ciudades: Capital: El Cairo (población estimada en 16 millones de habitantes). Otras ciudades principales: Alejandría (6 millones), Asuán, Asyut, Port Said, Suez e Ismailia.
Relieve: Desierto, excepto el valle y el delta del Nilo.
Clima: Seco, veranos calurosos e inviernos moderados.

Población
Nacionalidad: Gentilicio y adjetivo: egipcio.
Habitantes (censo de enero de 2004): 70,6 millones (incluye 1,9 millones en el extranjero). Tasa neta de crecimiento anual (2003): 1,96%.
Grupos étnicos: egipcios, beduinos, árabes y nubios.
Religiones: musulmana suní (90%) y cristiana cóptica.
Lengua(s): árabe (oficial), inglés y francés.
Educación: Años obligatorios: de los 6 a los 15 años de edad. Alfabetizados: total de adultos, 57%. Salud: Mortalidad infantil: (2003) 35 por 1.000 nacidos vivos. Esperanza de vida: (2002) 70,4 años.

Gobierno
Tipo: República.
Independencia: 1922.
Constitución: 1971.
Poderes: Ejecutivo: Presidente, Primer Ministro y Gabinete.
Legislativo: Asamblea del Pueblo (444 miembros elegidos y 10 designados por el Presidente) y el Consejo Shura (de carácter consultivo) (176 miembros elegidos, 88 designados por el Presidente). Judicial: Tribunal Supremo Constitucional.
Circunscripciones administrativas: 26 gobernaciones.
Partidos políticos principales: Partido Nacional Democrático (dirigente). Principales partidos de la oposición: Partido Wafd, Partido Liberal, Partido del Grupo Nacional Unionista Progresista (Tagammau) y Partido Nasserista.
Sufragio: Universal a los 18 años de edad.

Economía
Producto interno bruto (PIB) (ejercicio económico de 2003-2004): $73.400 millones (LE 455.000 millones, LE 6,2/$1,00).
Crecimiento anual del PIB (ejercicio económico de 2003-2004): 4,3%.
PIB por habitante (2002): $1470.
Recursos naturales: Petróleo y gas natural, mineral de hierro, fosfatos, manganeso, piedra caliza, yeso, talco, asbesto, plomo y zinc.
Agricultura: Productos: algodón, arroz, cebolla, fríjol, frutas cítricas, trigo, maíz, cebada y azúcar.
Industria: Tipos: elaboración de alimentos, textiles, productos químicos, petroquímicos, construcción, fabricación ligera, productos de hierro y acero, aluminio, cemento y equipo militar.
Comercio (ejercicio económico de 2002-2003): Exportaciones: $8.200 millones; petróleo, prendas de vestir y textiles, algodón, frutas y verduras y productos elaborados. Mercados principales: Unión Europea, Estados Unidos, Medio Oriente y Japón. Importaciones: $14.800 millones; maquinaria y equipo de transporte, productos del petróleo, ganado, alimentos y bebidas, papel y productos madereros y productos químicos. Mercados principales: Unión Europea, Estados Unidos y Japón.

POBLACIÓN E HISTORIA
Egipto es el país más populoso del mundo árabe y ocupa el segundo entre los más populosos del continente africano. Casi todos los 70 millones de habitantes del país viven en El Cairo y en Alejandría; en otras partes de las orillas del Nilo; en el delta del Nilo, que se abre en abanico al norte de El Cairo; y a lo largo del Canal de Suez. Estas regiones se hallan entre las de mayor densidad demográfica del mundo y contienen una media de más de 3820 personas por mi² (1540 por km²) en comparación con 181 personas por mi² en la totalidad del país.

Las pequeñas comunidades dispersas por todas las regiones desérticas de Egipto se agrupan alrededor de oasis y de las rutas históricas del comercio y el transporte. El Gobierno ha tratado, con relativo éxito, de estimular la migración a terrenos recientemente regados que se han ganado al desierto. No obstante, la proporción de la población que vive en las zonas rurales ha seguido disminuyendo debido a que las personas se trasladan a las ciudades en busca de empleo y de un nivel de vida más alto.

Los egipcios son un pueblo bastante homogéneo de origen hamítico. En el norte se observan influencias mediterráneas y árabes, y en el sur hay un cierto grado de mezcla con los nubios del norte de Sudán. Las minorías étnicas incluyen un pequeño número de nómadas árabes beduinos en los desiertos oriental y occidental y en el Sinaí, así como unos 50.000-100.000 nubios agrupados a lo largo del Nilo en el Alto Egipto (del sur).

La tasa de alfabetismo es alrededor del 57% de la población adulta. La educación es gratuita hasta el ciclo universitario y obligatoria desde los 6 hasta los 15 años. En los últimos años han mejorado los índices de educación primaria y secundaria. El 93% de los niños ingresa a la escuela primaria y alrededor de una cuarta parte la abandona después del sexto grado; en 1994-1995, el 87% ingresó a la escuela primaria y alrededor de la mitad la abandonó después del sexto grado. Entre las universidades principales se encuentran la Universidad de El Cairo (100.000 estudiantes), la Universidad de Alejandría y la Universidad de Al-Azhar, de 1.000 años de antigüedad, uno de los principales centros de enseñanza del islam en el mundo.

La vasta y rica literatura de Egipto constituye un elemento cultural importante en la vida del país y en el mundo árabe en su totalidad. Los novelistas y poetas egipcios fueron de los primeros en experimentar con estilos modernos de la literatura árabe, y las formas que crearon han sido muy imitadas. El novelista egipcio Naguib Mahfouz fue el primer árabe en ganar el Premio Nóbel de literatura. Las películas y los libros egipcios pueden conseguirse en todo el Medio Oriente.

Egipto ha perdurado como estado unificado por más de 5.000 años, y las pruebas arqueológicas indican que ha existido una sociedad egipcia desarrollada por mucho más tiempo. Los egipcios se enorgullecen de su "patrimonio faraónico" y de su ascendencia de la que consideran la civilización más antigua de la humanidad. La palabra árabe para Egipto es Misr, que originariamente connotaba "civilización" o "metrópolis".

Los hallazgos arqueológicos revelan que vivían tribus primitivas a lo largo del Nilo mucho antes de que comenzara la historia dinástica de los faraones. Para el 6.000 aC, había aparecido la agricultura organizada.

Alrededor del 3.100 aC, Egipto se había unificado bajo un soberano llamado Mena, o Menes, que inauguró las 30 dinastías faraónicas en las que se divide la historia antigua de Egipto: el Imperio Antiguo, el Imperio Medio y el Imperio Nuevo. Las pirámides de Giza (cerca de El Cairo), que se construyeron en la cuarta dinastía, son testimonio del poder de la religión y del estado faraónicos. La Gran Pirámide, la tumba del faraón Khufu (también llamado Keops), es el único monumento sobreviviente de las siete maravillas de la antigüedad. El antiguo Egipto alcanzó el apogeo de su poder, riqueza y extensión territorial en el período denominado Imperio Nuevo (1567-1085 aC).

Conquistadores persas, griegos, romanos y árabes
En el 525 aC, Cambises, hijo de Ciro el Grande, encabezó una fuerza invasora persa que destronó al último faraón de la 26ª dinastía. El país siguió siendo una provincia persa hasta que Alejandro Magno lo conquistó en el 322 aC, lo que dio inicio al dominio ptolomeico en Egipto que duró casi 300 años.

Después de una breve reconquista persa, las fuerzas árabes invadieron y conquistaron Egipto en el 642, tras lo cual comenzó un proceso de arabización e islamización. Si bien una minoría cristiana cóptica siguió --y sigue en la actualidad-- constituyendo alrededor del 10% de la población, el idioma árabe sustituyó inexorablemente a la lengua cóptica indígena. En los 1.300 años siguientes, el país fue gobernado por una sucesión de califas, jefes tribales y sultanes árabes, mamelucos y otomanes.

Influencia europea
Los turcos otomanos controlaron Egipto desde 1517 hasta 1882, excepto por un breve período de dominio francés bajo Napoleón Bonaparte. En 1805, Mohammed Ali, comandante de un contingente albanés de tropas otomanas, fue nombrado bajá y fundó la dinastía que gobernó Egipto hasta que su tataranieto, Faruk I, fue derrocado en 1952. Mohammed Alí el Grande gobernó Egipto hasta 1848, y con ello se escribió el primer capítulo de la historia moderna de Egipto. El crecimiento de El Cairo urbano moderno comenzó durante el reino de Ismael (1863-1879). Ansioso por occidentalizar la capital, ordenó la construcción de una ciudad de estilo europeo al oeste del centro medieval. El Canal de Suez se construyó durante su reinado en 1869, y con motivo de la conclusión de las obras hubo muchas celebraciones, como la presentación de la ópera "Aída" de Verdi en el nuevo teatro de ópera y la construcción de grandes palacios, por ejemplo, el de Omar Khayyam (construido en un principio para agasajar a la emperatriz francesa Eugenia) que, en la actualidad, es la sección central del Hotel Marriott de El Cairo.

En 1882, las fuerzas expedicionarias británicas aplastaron una revuelta contra los gobernantes otomanos, lo cual marcó el comienzo de la ocupación británica y la inclusión virtual de Egipto en el Imperio Británico. Por deferencia al creciente nacionalismo, el Reino Unido declaró la independencia egipcia unilateralmente en 1922. No obstante, la influencia británica siguió dominando la vida política de Egipto y promovió reformas fiscales, administrativas y gubernamentales.

En el período previo a la revolución de 1952, tres fuerzas políticas compitieron entre sí: el Partido Wafd, una organización política nacionalista de amplia base que se oponía firmemente a la influencia británica; el Rey Fuad, a quien los británicos habían instalado en el poder durante la Segunda Guerra Mundial; y los propios británicos que estaban empeñados en mantener el control del Canal. Entre otras fuerzas políticas que surgieron en este período se encuentran el partido comunista (1925) y la Hermandad Musulmana (1928), que con el tiempo se convirtió en una potente fuerza política y religiosa.

Durante la Segunda Guerra Mundial, las tropas británicas usaron a Egipto como base de operaciones de los Aliados en toda la región. Las tropas británicas se retiraron a la región del Canal de Suez en 1947, pero los sentimientos nacionalistas antibritánicos siguieron creciendo después de la guerra. El 22 y 23 de julio de 1952, un grupo descontento de oficiales del ejército (los "oficiales libres") encabezados por el Teniente Coronel Gamal Abdel Nasser destronó al rey Faruk, a quien los militares culpaban por el mal desempeño de Egipto en la guerra de 1948 contra Israel. Tras un breve experimento con el gobierno civil, derogaron la Constitución de 1923 y declararon república a Egipto el 19 de junio de 1953. Nasser se convirtió en un líder carismático, no sólo de Egipto sino del mundo árabe, y promovió y puso en práctica el "socialismo árabe". Nacionalizó la economía de Egipto.

Nasser ayudó a establecer el Movimiento de los Países No Alineados de países en vías de desarrollo en septiembre de 1961, y siguió siendo una fuerza influyente en el movimiento hasta su muerte en 1970. Cuando los Estados Unidos suspendieron las ventas militares como reacción a la neutralidad de Egipto frente a Moscú, Nasser cerró un trato de venta de armamentos con Checoslovaquia en septiembre de 1955.

Cuando los Estados Unidos y el Banco Mundial retiraron su oferta de ayuda para financiar la represa del Alto Asuán a mediados de 1956, Nasser nacionalizó la Compañía del Canal de Suez de propiedad privada. La crisis que siguió, agravada por las crecientes tensiones con Israel a raíz de los ataques guerrilleros de Gaza y las represalias israelíes, provocó la invasión de Egipto por parte de Francia, Gran Bretaña e Israel en octubre de ese año.

Las políticas internas de Nasser eran arbitrarias y con frecuencia opresivas, aunque en general gozaban de popularidad. Se aplastó toda oposición y a menudo se encarcelaba a los opositores del régimen sin juicio previo. Las políticas externa y militar de Nasser contribuyeron a provocar el ataque israelí de junio de 1967 que prácticamente destruyó las fuerzas armadas de Egipto junto con las de Jordania y Siria. Israel ocupó también la Península de Sinaí, la Franja de Gaza, la Cisjordania y los Altos del Golán. No obstante, Nasser fue venerado por las masas en Egipto y en otros lugares del mundo árabe hasta su muerte en 1970.

Tras el fallecimiento de Nasser, se eligió Presidente a otro de los "oficiales libres" originales, el Vicepresidente Anwar el-Sadat. En 1971, Sadat concertó un tratado de amistad con la Unión Soviética, pero un año después ordenó a los asesores soviéticos que se retiraran. En 1973, emprendió la guerra de octubre con Israel, en la que las fuerzas armadas de Egipto lograron éxitos iniciales pero fueron derrotadas en los contraataques israelíes.

Camp David y el proceso de paz
En un cambio de capital importancia con respecto a la era de Nasser, el Presidente Sadat sustituyó la política de confrontación de Egipto con Israel por una política de conciliación pacífica mediante negociaciones. Después de los Acuerdos de Retirada del Sinaí de 1974 y 1975, Sadat creó una nueva apertura al progreso con su histórica visita a Jerusalén en noviembre de 1977. Esto dio lugar a que el Presidente Jimmy Carter invitara al Presidente Sadat y al Primer Ministro Begin a que se le unieran en negociaciones trilaterales en Camp David.

El resultado fueron los históricos acuerdos de Camp David, firmados por Egipto e Israel y atestiguados por los EE.UU. el 17 de septiembre de 1978. Los acuerdos dieron lugar a la firma de un tratado de paz entre Egipto e Israel el 26 de marzo de 1979, por el cual Egipto recuperó el control del Sinaí en mayo de 1982. Durante todo este período, las relaciones entre los EE.UU. y Egipto mejoraron a un ritmo constante, si bien la buena disposición de Sadat a romper filas con la firma del tratado de paz con Israel le ganó la enemistad de la mayoría de los demás países árabes.

Cambio interno
Sadat introdujo una mayor libertad política y una nueva política económica, cuyo aspecto más importante fue la "infitah" o política de apertura, que relajó los controles gubernamentales de la economía y estimuló las inversiones privadas e incluso las extranjeras. Sadat desmanteló gran parte de la maquinaria política existente y sometió a juicio a una serie de ex funcionarios públicos acusados de cometer excesos criminales durante la era de Nasser.

La liberalización incluyó también el restablecimiento del respeto de las garantías legales y la prohibición legal de la tortura. Sadat trató de ampliar la participación en el proceso político a mediados de la década de los setenta pero después abandonó este empeño. En sus últimos años de vida, Egipto se vio asolado por la violencia a raíz del descontento con el gobierno de Sadat y las tensiones sectarias, y sufrió un nuevo grado de represión.

Desde Sadat hasta Mubarak
El 6 de octubre de 1981, extremistas islámicos asesinaron al Presidente Sadat. Hosni Mubarak, Vicepresidente desde 1975 y comandante de la fuerza aérea durante la guerra de octubre de 1973, fue elegido Presidente más tarde ese mes. Posteriormente se le confirmó por plebiscito popular por otros tres períodos de 6 años, el más reciente en septiembre de 1999. Mubarak ha mantenido el compromiso de Egipto con el proceso de paz de Camp David y, al mismo tiempo, ha restablecido la postura de Egipto como líder árabe. Egipto, que fue reincorporado a la Liga Árabe en 1989, también desempeñó un papel moderador en foros internacionales como los de las Naciones Unidas y el Movimiento de los Países No Alineados.

Desde 1991, Mubarak ha supervisado un programa de reforma económica interna destinado a reducir el tamaño del sector público y a ampliar la función del sector privado. En lo que respecta a la reforma política, el progreso ha sido menor. En las elecciones de la Asamblea del Pueblo en noviembre de 2000, 34 miembros de la oposición ganaron bancas en la asamblea de 454 escaños, enfrentando a una clara mayoría de 388 miembros afiliados definitivamente al Partido Nacional Democrático (NDP) dirigente. Los partidos de la oposición han sido débiles y fraccionados y todavía no constituyen una verdadera opción para sustituir al NDP. La Hermandad Musulmana, fundada en Egipto en 1928, sigue siendo una organización ilegal y no se le reconoce como partido político (el Derecho egipcio actual prohíbe la formación de partidos políticos basados en la religión). Los miembros son conocidos por el público y expresan sus opiniones abiertamente, si bien no se identifican en forma explícita como miembros de la organización. Los miembros de la Hermandad han sido elegidos a la Asamblea del Pueblo y los consejos locales como independientes. Si bien sigue siendo motivo de preocupación la posibilidad de que los problemas económicos fomenten la creciente insatisfacción con el Gobierno, el Presidente Mubarak goza de amplio apoyo.

GOBIERNO Y SITUACIÓN POLÍTICA
La Constitución de Egipto establece un poder ejecutivo sólido. Se confiere autoridad a un presidente electo que puede designar a uno o más Vicepresidentes, un Primer Ministro y un Gabinete. El período presidencial dura 6 años. El cuerpo legislativo de Egipto, la Asamblea del Pueblo, consta de 454 miembros, de los cuales 444 son elegidos por voto popular y 10 son designados por el Presidente. La Constitución reserva el 50% de los escaños de la Asamblea para los "trabajadores y campesinos". La Asamblea ejerce sus funciones por un período de 5 años pero el Presidente puede disolverla antes. Está también el Consejo Shura (de carácter consultivo) integrado por 264 miembros, en el que se designan 88 miembros y se eligen 174 por períodos de 6 años. Por debajo del nivel nacional, la autoridad la ejercen gobernadores y alcaldes nombrados por el Gobierno central y por consejos locales elegidos por voto popular.

Las organizaciones de partidos de la oposición hacen públicas sus ideas y representan a sus seguidores en varios niveles del sistema político, pero el poder se concentra en manos del Presidente y de la mayoría del Partido Nacional Democrático en la Asamblea del Pueblo y esas instituciones dominan el sistema político. Además del Partido Nacional Democrático dirigente, hay otros 16 partidos reconocidos legalmente.

En general se considera que las elecciones de noviembre de 2000 fueron más transparentes y mejor realizadas que elecciones anteriores, debido a la vigilancia judicial universal de las mesas electorales. Por otra parte, los partidos de la oposición siguen presentando denuncias dignas de credibilidad sobre manipulación electoral por parte del Gobierno. Se imponen rigurosas restricciones al proceso político y la libertad de expresión de organizaciones no gubernamentales, incluidos los sindicatos profesionales y las organizaciones que fomentan el respeto por los derechos humanos.

El sistema judicial de Egipto está basado en los conceptos y métodos jurídicos europeos (principalmente franceses). Bajo el gobierno de Mubarak, los tribunales han demostrado tener una independencia cada vez mayor, y los principios de procedimiento jurídico y revisión judicial han adquirido mayor respeto. El código jurídico se basa en gran parte en el Código Napoleónico. El matrimonio y la condición personal (derecho de familia) se basan principalmente en la ley religiosa de la persona interesada que, para la mayoría de los egipcios, es la Ley Islámica (Sharia).

Altos cargos públicos
Presidente: Mohamed Hosny Mubarak
Primer Ministro: Dr. Ahmed Nazif
Ministro de Relaciones Exteriores: Embajador Ahmed Aboul Gheit
Embajador en los Estados Unidos: Embajador Nabil Fahmy
Representante permanente ante las Naciones Unidas: Embajador Maged Abdel Fattah

La Embajada de Egipto Embassy en los Estados Unidos está situada en 3521 International Court NW, Washington, DC, 20008 (teléfono: 202-895-5400). El consulado en Washington tiene la misma dirección (teléfono: 202-966-6342). La Misión de Egipto ante las Naciones Unidas está situada en 304 East 44th Street, New York, NY (teléfono: 212-305-0300). Los consulados generales de Egipto están situados en 1110 Second Avenue, New York, NY, 10022 (teléfono: 212-759-7120); 1990 Post Oak Boulevard, Suite 2180, Houston, TX, 77056 (teléfono: 713-961-4915); 500 N. Michigan Avenue, Suite 1900, Chicago, IL, 60611 (teléfono: 312-828-9162); y 3001 Pacific Avenue, San Francisco, CA, 94115 (teléfono: 415-346-9700).

SEGURIDAD NACIONAL
Las fuerzas armadas de Egipto, que están entre las más grandes de la región, incluyen el ejército, la defensa aérea, la fuerza aérea y la armada. El inventario de las fuerzas armadas incluye equipos de los Estados Unidos, Francia, Italia, el Reino Unido, la antigua Unión Soviética y China. Los equipos de la antigua Unión Soviética se han reemplazado progresivamente por equipos estadounidenses, franceses y británicos más modernos, una parte considerable de los cuales se construye bajo licencia en Egipto. Para reforzar la estabilidad y moderación en la región, Egipto ha proporcionado asistencia y adiestramiento militar a varios estados africanos y árabes. Egipto sigue siendo un socio militar y estratégico firme de los Estados Unidos.

ECONOMÍA
Bajo las reformas económicas globales iniciadas en 1991, Egipto relajó muchos controles de precios, redujo subsidios y liberalizó parcialmente el comercio y las inversiones. El sector público, que controla la mayor parte de la industria pesada, sigue dominando la fabricación. Un proceso de reforma y privatización del sector público, que comenzó a mediados de la década de los noventa y transfirió considerables activos del sector público a manos del sector privado, ha disminuido su ritmo desde el año 2000. Con excepción de la producción de algodón y azúcar, la agricultura, que está sobre todo en manos privadas, se ha desregulado en gran medida. La construcción, los servicios no financieros y la comercialización interna son privados en gran parte. Esto ha promovido un aumento constante del PIB y de la tasa de crecimiento anual. Entre los países árabes, el PIB de Egipto se sitúa en segundo lugar sólo después del de Arabia Saudita. No obstante, la economía egipcia depende mucho de las entradas brutas del turismo, el petróleo, el gas y el Canal de Suez, todo lo cual es vulnerable a factores externos. El sector del turismo sufrió enormemente después de un atentado terrorista perpetrado contra turistas en Luxor en octubre de 1997, la Guerra del Golfo de 2000-2001, el atentado terrorista del 11 de septiembre de 2001 contra los Estados Unidos y la Guerra de Iraq de 2003, lo cual afectó a la economía en su totalidad.

Agricultura
Alrededor de un tercio de la mano de obra de Egipto se dedica directamente a la agricultura, y muchos otros trabajadores se dedican a la elaboración o al comercio de productos agrícolas. Casi toda la producción agrícola de Egipto tiene lugar en alrededor de 2,5 millones de hectáreas (6 millones de acres) de suelo fértil en el Valle y el Delta del Nilo. Algunos terrenos desérticos se están aprovechando para la agricultura, incluido el ambicioso proyecto Toshka en el Alto Egipto, pero otros terrenos fértiles del Valle y el Delta del Nilo se pierden debido a la urbanización y la erosión.

El clima templado y el agua abundante permiten tener varias cosechas al año. Es posible seguir realizando mejoras, pero los terrenos se explotan de forma intensiva y los rendimientos son altos. Los cultivos principales son algodón, arroz, trigo, maíz, caña de azúcar, remolacha azucarera, cebolla y fríjol. Cada vez más, algunas operaciones modernas producen frutas, verduras y flores para exportación, además de algodón. Si bien en el desierto hay algunas granjas grandes y modernas, las granjas tradicionales más comunes ocupan un acre (0,4 ha) cada una, típicamente en una zona regada por canales a lo largo de las orillas del Nilo. Muchos pequeños agricultores también tienen vacas, búfalos de agua y aves de corral, aunque cada vez adquieren más importancia las granjas modernas más grandes.

Los Estados Unidos son un importante proveedor de productos de trigo, maíz y soya a Egipto, casi totalmente mediante las ventas comerciales. De hecho, Egipto es tradicionalmente el mercado más grande de los Estados Unidos en ventas de trigo. Las ventas agrícolas de los Estados Unidos a Egipto ascienden a un promedio de $1.000 millones anuales. Los programas de asistencia de alimentos de los EE.UU. a Egipto finalizaron en 1992 cuando este último se convirtió en un país más próspero. Egipto sigue recibiendo una modesta asistencia alimentaria del Programa Mundial de Alimentos y de Francia.

"Egipto", escribió el historiador griego Heródoto hace 25 siglos, "es el don del Nilo". Los recursos del país aparentemente inagotables de agua y tierra que lleva este río poderoso crearon el oasis más extenso del mundo en el Valle y el Delta del Nilo. Sin el Nilo, Egipto sería poco más que un lugar yermo y desértico.

El río forma una llanura inundable estrecha y cultivada, que nunca tiene más de 20 kilómetros de ancho, en su recorrido en dirección del norte hacia El Cairo desde el Lago Nasser en la frontera con Sudán, detrás de la represa del Alto Asuán. Justo al norte de El Cairo, el Nilo se extiende sobre lo que una vez fue un ancho estuario que se ha llenado de depósitos ribereños y forma un delta fértil de unos 250 kilómetros (150 millas) de ancho en la base que da al mar y de unos 160 kilómetros (96 millas) de sur a norte.

Antes de la construcción de represas en el Nilo, en particular la represa del Alto Asuán (iniciada en 1952 y terminada en 1970), el flujo de agua y el cieno depositado por la inundación anual sustentaba la fertilidad del Valle del Nilo. Actualmente, la represa del Alto Asuán obstruye los sedimentos, que son retenidos en el Lago Nasser. La interrupción de la fertilización natural anual y la creciente salinidad del suelo han sido un problema controlable, que es consecuencia de la represa. Los beneficios siguen siendo impresionantes: el cultivo más intensivo de millones de hectáreas de tierras permitido por un mejor sistema de riesgo, la prevención del daño provocado por las inundaciones y la generación de miles de millones de horas de electricidad en kilovatios de bajo costo.

El Desierto Occidental representa alrededor de dos tercios de la extensión territorial del país. En su mayor parte, es una enorme meseta arenosa caracterizada por siete depresiones principales. Hace unos 3.600 años, Fayoum, una de ellas, estaba conectada al Nilo por canales. En la actualidad es una importante zona agrícola regada.

Recursos naturales
Además de la capacidad agrícola del Valle y el Delta del Nilo, los recursos naturales de Egipto incluyen petróleo, gas natural, fosfatos y mineral de hierro. El petróleo crudo se encuentra sobre todo en el Golfo de Suez y en el Desierto Occidental. El gas natural se halla en particular en el Delta del Nilo, frente a la costa mediterránea, y en el Desierto Occidental. El petróleo y el gas representan cerca del 9% del PIB. La exportación de petróleo y productos afines ascendió a un total de $2.700 millones en el ejercicio económico de 2002-2003.

La producción de petróleo crudo ha estado en declive durante varios años, de un máximo de más de 920.000 barriles por día (BPD) en 1995 a menos de 631.000 BPD. Para reducir al mínimo la creciente demanda interna de productos del petróleo (de alrededor de 475.000 BPD en 2001), Egipto fomenta actualmente la producción de gas natural. En los últimos 5 años, la producción de gas natural aumentó alrededor de 75% hasta alcanzar unos 3.300 millones de pies cúbicos por día (MPCD) para fines del ejercicio económico de 2003-2004. En la actualidad, el gas representa casi el 50% del uso total de hidrocarburos en Egipto.

En los últimos 20 años se han firmado más de 217 acuerdos de exploración de petróleo y gas y las compañías petroleras multinacionales han gastado más de $27.000 millones en compañeros de exploración. A partir de septiembre de 2003, las reservas de petróleo crudo se calculan en 2.800 millones de barriles, y las reservas de gas natural comprobadas se calculan en 62 billones de pies cúbicos (BPC) con probables reservas adicionales que ascenderían a un total de 40-60 BPC. La Texas Apache Oil Company, con sede en Texas, es el inversionista más grande en Egipto, con una inversión total de más de $2.200 millones desde 1996.

El exceso de gas natural en Egipto satisfará con creces su demanda interna durante muchos años. El Ministerio del Petróleo ha determinado que sus objetivos estratégicos más importantes son expandir la industria petroquímica egipcia y aumentar las exportaciones de gas natural. En un futuro próximo, las exportaciones provendrán sobre todo de dos proyectos de gas natural licuado (GNL) que se pondrán en marcha hasta mediados de 2005. El primero está en Damietta del lado este del Delta y se prevé que las exportaciones comenzarán antes de fines de 2004. Está encabezado por la Unión Fenosa, empresa española de electricidad. El segundo proyecto de GNL está situado en Idku del lado oeste del Delta y se espera ponerlo en marcha a mediados de 2005. El British Gas (BG) Group y Petronas, la compañía petrolera estatal malasia, son los inversionistas principales. Otro proyecto que utilizará gas para exportación y consumo interno es el Complejo de Gas Mediterráneo en Port Said, en el cual la compañía italiana AGIP y BP son los principales accionistas. Este establecimiento tendrá un costo total de unos $315 millones y se espera ponerlo en marcha en 2005.

Egipto y Jordania establecieron la Eastern Gas Company para exportar gas natural a Jordania, y luego a Siria y al Líbano. En el verano de 2003, Egipto comenzó a exportar gas a Jordania por medio de un nuevo gasoducto desde El Arish en la costa norte del Sinaí en Egipto hasta Taba en el Golfo de Aqaba, y luego por vía submarina a la ciudad jordana de Aqaba. En el primer año, las exportaciones de gas a Jordania generaron ingresos brutos de unos $60 millones en 2003-2004 y se prevé que ascenderán a más de $200 millones para fines de 2005.

Transporte y comunicaciones
Las instalaciones de transporte en Egipto se centran en El Cairo y en gran parte siguen el patrón del asentamiento a lo largo del Nilo. La línea principal de la red ferroviaria de 4.800 kilómetros (2.800 millas) del país se extiende desde Alejandría hasta Asuán. La red vial bien mantenida se ha ampliado rápidamente a más de 21.000 millas y abarca el Valle y el Delta del Nilo, las costas del Mediterráneo y el Mar Rojo, el Sinaí y los oasis occidentales.

Egypt Air presta un servicio aéreo interno fiable a importantes lugares de destino turísticos desde su centro en El Cairo, además de las rutas al extranjero. El sistema del río Nilo (alrededor de 1.600 km ó 1.000 millas) y los canales principales (1.600 km) son importantes localmente para el transporte. El Canal de Suez es una importante vía marítima del comercio y de la navegación internacionales, que une el Mar Mediterráneo con el Mar Rojo. Entre los puertos importantes se encuentran los de Alejandría, Port Said y Damietta en el Mediterráneo, y Suez y Safraga en el Mar Rojo.

Durante mucho tiempo Egipto ha sido el centro cultural e informativo del mundo árabe y El Cairo es el centro editorial y de radiodifusión y televisión más grande de la región. Tiene ocho periódicos con una circulación total de más de 2 millones, y una serie de periódicos, revistas y publicaciones mensuales. La mayoría de los partidos políticos tienen sus propios periódicos, y en estos últimos se realizan debates animados, a menudo parciales, sobre temas públicos.

La televisión egipcia de transmisión terrestre (ETV) está controlada por el Gobierno y depende en gran parte de los ingresos generados por la publicidad. ETV vende sus programas y telenovelas de producción especial a todo el mundo árabe. Además de la programación egipcia, la Middle East Broadcast Company, una estación televisiva saudita que transmite desde Londres (MBC), la Arab Radio and Television (ART), la televisión Al-Jazira y otras estaciones del Golfo, así como redes de Occidente, por ejemplo, la CNN y la BBC, brindan acceso a más programas internacionales a los egipcios que cuentan con receptores de señales por satélite.

ETV tiene dos canales principales, seis canales regionales y tres canales por satélite. De los dos canales principales, el Canal I transmite sobre todo en árabe, mientras que el Canal II está dedicado a los extranjeros y a televidentes más cultos, y emite noticieros en inglés, francés y árabe.

Los canales por satélite de Egipto transmiten al Medio Oriente, a Europa y a la Costa Oriental de los Estados Unidos. En abril de 1998, Egipto inauguró su propio satélite denominado NileSat 101. Siete canales especializados cubren desde noticias hasta cultura, deportes, educación, entretenimiento, salud y obras teatrales. En agosto de 2002 se inauguró un segundo satélite digital, NileSat 102. Muchos de sus canales se alquilan a otras estaciones.

En noviembre de 2001 se inauguraron tres nuevas estaciones televisivas privadas por satélite, lo que marcó un gran cambio en la política gubernamental de Egipto. Dream TV 1 y 2 producen programas culturales, transmiten videoclipes y películas contemporáneos con actores árabes e internacionales, y telenovelas; otra estación privada se centra en las noticias generales y del comercio. Ambos canales privados transmiten por NileSat.

La radiofonía en Egipto está controlada por el Gobierno casi en su totalidad, y utiliza 44 frecuencias de onda corta, 18 estaciones de onda media y cuatro estaciones de FM. Siete radioemisoras regionales abarcan todo el país. La Radio Egipcia transmite 60 horas diarias al extranjero en 33 idiomas y 300 horas diarias dentro de Egipto. En 2000, Radio Cairo introdujo nuevos canales especializados (temáticos) en su estación de FM. Hasta ahora, incluye noticias, música y deportes. La radio goza de más libertad que la televisión en sus noticieros, programas de entrevistas y análisis.

RELACIONES EXTERIORES
La geografía, población, historia, fuerza militar y habilidad diplomática de Egipto le proporcionan una amplia influencia política en el Medio Oriente y dentro del Movimiento de Países No Alineados en su totalidad. El Cairo ha sido un punto crítico del comercio y la cultura árabes durante milenios, y sus instituciones islámicas e intelectuales se hallan en el centro del desarrollo social y cultural de la región.

La sede de la Liga Árabe está en El Cairo, y el Secretario General de la Liga es por tradición un egipcio. Amre Moussa, ex Ministro de Relaciones Exteriores egipcio, es el actual Secretario General de la Liga Árabe. El Presidente Mubarak ha presidido a menudo la Organización de la Unidad Africana, que actualmente se ha convertido en la Unión Africana. Boutros Boutros-Ghali, el Viceprimer Ministro egipcio, ocupó el cargo de Secretario General de las Naciones Unidas de 1991 a 1996.

Egipto es un colaborador clave en la búsqueda de la paz en el Medio Oriente y en la solución del conflicto israelí-palestino. El viaje pionero de Sadat a Israel en 1977, los Acuerdos de Camp Davis en 1978 y el Tratado de Paz entre Egipto e Israel en 1979 representaron un cambio fundamental en la política de la región: de una estrategia de confrontación se pasó a una estrategia de paz como opción estratégica. Posteriormente, Egipto fue condenado al ostracismo por otros países árabes y expulsado de la Liga Árabe de 1979 a 1989. Desempeñó un papel importante en las negociaciones conducentes a la Conferencia de Paz en Madrid en 1991, la cual, bajo el patrocinio de los Estados Unidos y Rusia, reunió a todas las partes en la región para tratar de la paz en el Medio Oriente. Este apoyo ha continuado hasta la fecha, y a menudo el Presidente Mubarak ha intervenido personalmente para promover las negociaciones de paz. En 1996, fue el anfitrión de la "Cumbre para el Establecimiento de la Paz" de Sharm El-Sheikh a la que asistieron el Presidente Clinton y otros líderes mundiales. En 2000, fue el anfitrión de dos reuniones de cumbre en Sharm El-Sheikh y una en Taba en un esfuerzo por reanudar las negociaciones de Camp David suspendidas en julio de 2000, y en junio de 2003, Mubarak recibió al Presidente Bush en otra reunión de cumbre sobre el proceso de paz en el Medio Oriente. Hasta mediados de 2004, Egipto colaboró estrechamente con Israel y la Autoridad Palestina para facilitar la estabilidad en lo que se espera sea el período subsiguiente a una retirada israelí de Gaza.

Egipto desempeñó un papel clave durante la crisis del Golfo de 1990-1991. El Presidente Mubarak ayudó a organizar la coalición internacional y desplegó 35.000 tropas egipcias contra Iraq para liberar a Kuwait. El contingente egipcio fue el tercero más grande de las fuerzas de coalición, después de los Estados Unidos y el Reino Unido. Tras las Guerra del Golfo, Egipto firmó la declaración de Damasco con Siria y los estados del Golfo para fortalecer la seguridad del Golfo. Egipto sigue contribuyendo periódicamente a las misiones de mantenimiento de la paz de la ONU; las más recientes fueron en Timor Oriental, Sierra Leona y Liberia. En agosto de 2004, Egipto participó activamente en la búsqueda de una solución a la crisis en la región de Darfur de Sudán, incluso con el envío de observadores militares. Después del atentado terrorista del 11 de septiembre de 2001 en los Estados Unidos, Egipto, que también ha sido blanco de atentados terroristas, ha sido un partidario clave de la guerra de los EE.UU. contra los terroristas como Osama bin Laden y las organizaciones terroristas como Al-Qaida, y apoyó activamente al Consejo de Administración iraquí, así como al Gobierno posterior del Primer Ministro Allawi.

RELACIONES ENTRE LOS EE.UU. Y EGIPTO
Los Estados Unidos y Egipto gozan de una relación sólida y amistosa basada en el interés mutuo compartido en la paz y la estabilidad en el Medio Oriente, la revitalización de la economía de Egipto, el fortalecimiento de las relaciones comerciales y la promoción de la seguridad regional. En el transcurso de los años, Egipto y los Estados Unidos han colaborado asiduamente entre sí para ampliar las negociaciones de paz en el Medio Oriente, siendo la sede de conversaciones, negociaciones y de la Conferencia Económica de África Septentrional y el Oriente Medio. Los ejercicios multinacionales, la asistencia de los EE.UU. al programa de modernización militar de Egipto y el papel de Egipto como donante a varias operaciones de mantenimiento de paz de la ONU reafirman de manera continua la relación militar entre los EE.UU. y Egipto.

Un pilar importante de la relación bilateral sigue siendo la asistencia económica y para seguridad que los EE.UU. le suministra a Egipto, que aumentó mucho tras la firma del Tratado de Paz entre Egipto e Israel en 1979. La ayuda militar de los EE.UU. a Egipto asciende a un total de más de $1.300 millones anuales. Además, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) (USAID) suministró más de $25.000 millones en ayuda económica y para desarrollo a Egipto entre 1975 y 2002. En el lema "De la Ayuda al Comercio" se refleja un cambio en la asistencia: se cambia la infraestructura, la salud, el suministro de alimentos y la agricultura por el desarrollo económico basado en el mercado, la buena gestión de la cosa pública y los programas de capacitación. El Programa de Importación de Productos Básicos, mediante el cual la USAID suministra cientos de millones de dólares en financiamiento para permitirle al sector privado de Egipto la importación de productos de los Estados Unidos, sigue siendo uno de los programas más grandes y populares de la USAID. Desde 2003, la asistencia de los EE.UU. también se centra más en los programas de reforma económica, educación, sociedad civil y de otro tipo respaldados por la Iniciativa de Asociación con el Medio Oriente.

La cooperación militar de los EE.UU. ha ayudado a Egipto a modernizar sus fuerzas armadas y a fortalecer la seguridad y estabilidad regionales. Conforme a los programas de Financiamiento Militar Extranjero (FME), los EE.UU. han suministrado aviones de reacción F-4, aviones de combate F-16, tanques M-60A3 y M1A1, vehículos blindados de transporte de tropas, helicópteros Apache, baterías de misiles antiaéreos, aeronaves de vigilancia del espacio aéreo y otros equipos. Los EE.UU. y Egipto también participan en ejercicios militares conjuntos, incluidos los despliegues de tropas estadounidenses a Egipto. Cada dos años, Egipto es la sede de la Operación Bright Star (Estrella Luminosa), un ejercicio militar multilateral con los EE.UU., y el ejercicio militar más grande de la región. Las unidades de la 6a Flota de los EE.UU. visitan con regularidad los puertos de Egipto.

Altos cargos de la Embajada de los Estados Unidos
Embajador: C. David Welch
Jefe Adjunto de Misión: Gordon Gray III
Consejero de Asuntos Económicos/Políticos: Michael H. Corbin
Consejero de Asuntos Consulares: Peter G. Kaestner
Consejero de Asuntos Administrativos: Steve White
Consejero de Diplomacia Pública: James L. Bullock

La Embajada de los Estados Unidos U.S. Embassy está situada en 8 Kamal ElDin Salah St., Garden City, Cairo, Egipto (teléfono: 20-2-797-3300; fax: 20-2-797-3200).

  
FirstGov
Este sitio es administrado por la Dirección de Asuntos Públicos del Departamento de Estado.
Enlaces a otros sitios en el internet no constituye un respaldo a las opiniones contenidas en ellos.
Informacion sobre Derecho de Autor | Advertencia