Skip Links
U.S. Department of State
PortadaContáctenosEnvíe esta páginaFOIAAnuncio de privacidadArchivoEnglish
U.S. Department of State
Secretario de Estado Colin L. PowellAcerca del Departamento de EstadoApoyo Internacional a los NegociosAsuntos del Hemisferio OccidentalTemas InternacionalesVisasMas Información sobre ViajesEn Otras Noticias
Departamento de Estado de los Estados Unidos
   

Información general: Guinea Ecuatorial



agosto de 2004

Bandera de Guinea Ecuatorial

 

 

RESEÑA

Nombre oficial
República de Guinea Ecuatorial

Geografía
Situación geográfica: África Occidental, con litoral en la Bahía de Biafra. Países limítrofes: Camerún y Gabón.
Superficie: 28.050 km2; un poco más pequeño que el estado de Maryland.
Ciudades: Capital: Malabo. Otras ciudades principales: Bata (capital de la provincia de Litoral en el territorio continental).

Relieve: Variado. La isla de Bioko es volcánica, con tres picos principales de 3.010 metros, 2.260 metros y 2.098 metros. Detrás de la planicie costera, las provincias del territorio continental son montañosas, a un nivel de unos 609 metros de altura, con algunos picos de 1.219 metros. La isla de Annobón es volcánica.
Clima: Tropical; siempre caluroso y húmedo. Bata, en el territorio continental, es algo más seca y fresca.

Población
Nacionalidad: Gentilicio y adjetivo: ecuatoguineano.
Habitantes: (estimación de la ONU a mediados de 2002): 510.000.
Tasa neta de crecimiento anual (estimación para 2002): 2,8%.
Grupos étnicos: El grupo étnico fang del territorio continental constituye la vasta mayoría de la población y domina la vida política y el comercio. El grupo bubi comprende unas 50.000 personas radicadas sobre todo en la isla de Bioko. Se estima en unos 3.000 el número de annoboneses en la isla de Annobón. Los otros tres grupos étnicos se encuentran en la región costera de Río Muni e incluyen a los ndowes y los kombes (cerca de 3.000 cada uno) y a los bujebas (unos 2.000). Las poblaciones pigmeas se integraron hace mucho tiempo a las culturas dominantes de habla bantú. Los europeos suman menos de 1.000, en su mayoría españoles.
Lenguas: Español y francés (oficiales); otras: inglés pidyin, fang, bubi e ibo.
Religiones: Nominalmente cristiana, sobre todo católica romana, y prácticas paganas.
Educación: Escuela primaria obligatoria desde los 6 hasta los 14 años de edad. Asistencia: desconocida. Alfabetización (estimación para 2000): 83% (Informe sobre el Desarrollo Humano del Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas, 2002).

Salud (estimación para 2000): Esperanza de vida: 50 años. Mortalidad infantil: 105 por 1.000 nacidos vivos.

Gobierno
Tipo: Nominalmente república multipartidista, con gran dominio del poder ejecutivo.
Independencia: 12 de octubre de 1968 (de España).
Constitución: Aprobada por referéndum nacional el 17 de noviembre de 1991; enmendada en enero de 1995.
Poderes: Ejecutivo: Presidente (jefe de Estado) y un Consejo de Ministros designado por el Presidente. Legislativo: Cámara de Representantes del Pueblo de 80 miembros (elegidos directamente por sufragio universal por períodos de cinco años). Judicial: Tribunal Supremo.
Circunscripciones administrativas: Siete provincias: Annobón, Bioko Norte, Bioko Sur, Centro Sur, Kie-Ntem, Litoral y Wele-Nzas.
Partidos políticos: El partido gobernante es el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), formado el 30 de julio de 1987. A principio de la década de 1990 se permitió la formación de varios otros partidos.
Sufragio: Universal a los 18 años de edad.

Economía
Producto interno bruto (PIB) (estimación para 2002): $2.500 millones.
Crecimiento anual del PIB: 23,8% (estimación del FMI en 2001).
PIB por habitante (estimación para 2002): $4.900.
Tasa de inflación (estimación para 2002): 9%.
Tasa de desempleo: Desconocida.
Recursos naturales: Petróleo, madera, pequeños depósitos inexplotados de oro, manganeso y uranio.
Agricultura (estimación para 1999): 16% del PIB. Productos: café, cacao, arroz, batata, yuca, banano, nueces oleaginosas de palma, ganado y madera.
Industria (estimación para 1999): 75,3% del PIB. Tipos: petróleo,
pesca, aserraderos y gas natural.
Servicios (2001): 5,4% del PIB.
Comercio (estimación para 2000): Exportaciones: $1.363 millones: hidrocarburos (95%), madera (2%-3%) y otros (1%-2%). Importaciones: $542 millones. Principales socios comerciales: Estados Unidos, China, Francia, España, Camerún, Gran Bretaña y Gabón. Moneda: Franco de la Comunidad Financiera Africana (CFA) (XAF).

GEOGRAFÍA
La República de Guinea Ecuatorial está situada en la región centro occidental de África. La isla de Bioko está situada a unos 40 km (25 millas) de Camerún. La isla de Annobón está situada a unos 595 km (370 millas) al sudoeste de la isla de Bioko. Río Muni, la región continental más extensa, se encuentra entre Camerún y Gabón y comprende las islas de Corisco, Elobey Grande y Elobey Chico e islotes adyacentes.

La isla de Bioko, llamada Fernando Poo hasta la década de 1970, es la más extensa en el Golfo de Guinea: 2.017 km2 (780 mi2). Tiene forma de bota y dos grandes formaciones volcánicas separadas por un valle que divide a la isla en su punto más angosto. La costa de 195 km (120 millas) es escarpada en el sur pero más baja y accesible en el norte, con excelentes puertos en Malabo y Luba, y varias pintorescas playas entre esas ciudades.

En el continente, Río Muni abarca 26.003 km2 (10.040 mi2). La llanura costera se convierte en una sucesión de valles separados por colinas bajas y espolones de las montañas Cristal. El río Benito (Mbini), que divide a Río Muni en dos, no es navegable con excepción de un trecho de 20 km en su estuario. Las temperaturas y la humedad en Río Muni son generalmente menores que en la isla de Bioko.

La isla de Annobón, así llamada por su descubrimiento el primer día del año de 1472, es un pequeño territorio volcánico de 18 km2 (7 mi2) Su costa es escarpada excepto en el norte; en el cono volcánico principal hay un pequeño lago. Los habitantes, cuyo número se estima en 1.900, en su mayoría se especializan en la pesca tradicional de atún y de ballena en pequeña escala. El clima es tropical, con lluvias fuertes, alta humedad y frecuentes cambios estacionales con violentos ventarrones.

POBLACIÓN
Los ecuatoguineanos, en su mayoría, son de origen bantú. Los fang, la tribu más grande, son autóctonos del territorio continental, pero una migración sustancial hacia la isla de Bioko ha dado como resultado el dominio de los fang sobre los bantúes, que eran los pobladores originales. Los fang, que constituyen el 80% de la población, están divididos en 67 clanes. Los que residen en la región septentrional de Río Muni hablan fang-ntumu y los del sur hablan fang-okah; los dos dialectos son mutuamente ininteligibles. Los bubis, que constituyen el 15% de la población, son autóctonos de la isla de Bioko. Hay además tribus costeras, cuyos miembros se llaman a veces "playeros", formadas por ndowes, bujebas, balengues y bengas en el continente y las islas más pequeñas, y "fernandinos", una comunidad criolla, en Bioko. Juntos, estos grupos representan el 5% de la población. Hay un creciente número de extranjeros provenientes de los países vecinos de Camerún, Nigeria y Gabón.

Tanto el español como el francés son idiomas oficiales, si bien predomina el uso del español. La Iglesia Católica Romana ha ejercido una gran influencia en la religión y la educación.

Los ecuatoguineanos suelen tener nombres españoles y africanos y apellidos africanos. Escritos, los nombres españoles y africanos van seguidos del nombre del padre (que se convierte en el apellido principal) y del nombre de la madre. Por lo tanto, los ecuatoguineanos pueden tener hasta cuatro nombres, cada generación con un apellido diferente.

HISTORIA
Se cree que los primeros habitantes de la región que hoy es Guinea Ecuatorial fueron los pigmeos, de los que sólo quedan algunos grupos aislados en el norte de Río Muni. Las migraciones bantúes de los siglos XVII a XIX trajeron las tribus costeras y más tarde los fang. Algunos elementos de estos últimos pueden haber generado a los bubis, que llegaron a Bioko desde Camerún y Río Muni en varias olas de inmigración y que sucedieron a las anteriores poblaciones neolíticas. Los portugueses introdujeron la población annobón, nativa de Angola, vía Santo Tomé.

Se atribuye al explorador portugués Fernando Poo (Fernão do Poo), que buscaba una ruta hacia la India, el descubrimiento de la isla de Bioko en 1471. Poo la llamó Formosa ("flor hermosa"), pero la isla adoptó muy pronto el nombre de su descubridor europeo, nombre que conservó hasta la década de 1970, cuando se cambió a Bioko. Los portugueses mantuvieron el control hasta 1778, cuando la isla, los islotes adyacentes y los derechos comerciales en el territorio continental comprendido entre los ríos Níger y Ogoue se cedieron a España a cambio de territorios en América del Sur (Tratado de Pardo). Desde 1827 hasta 1843, Gran Bretaña mantuvo en la isla una base para combatir el tráfico de esclavos. Las reivindicaciones conflictivas sobre el territorio continental se resolvieron en 1900 por el Tratado de París, y los territorios continentales estuvieron periódicamente unidos, desde el punto de vista administrativo, bajo el dominio español.

España carecía de la riqueza y del interés necesarios para crear una extensa infraestructura económica en lo que de principios a mediados de este siglo se conocía comúnmente como Guinea Española. Sin embargo, por medio de un sistema paternalista, particularmente en la isla de Bioko, España estableció grandes plantaciones de cacao para las que se importaron miles de trabajadores nigerianos. Al lograr su independencia en 1968, Guinea Ecuatorial, debido en gran parte a este sistema, tenía uno de los ingresos por habitante más altos de África. Los españoles ayudaron también a Guinea Ecuatorial a alcanzar una de las tasas de alfabetización más altas del continente y crearon una buena red de servicios de atención de salud.

En 1959, se estableció el territorio español del Golfo de Guinea, en condiciones similares a las de las provincias de España metropolitana. En su calidad de Región Ecuatorial Española, el territorio estuvo a cargo de un gobernador general que ejercía poderes militares y civiles. En 1959 se realizaron las primeras elecciones locales y por primera vez hubo en el Parlamento español escaños ocupados por representantes ecuatoguineanos. De conformidad con la Ley Básica de diciembre de 1963, a las dos provincias del territorio se les concedió una autonomía limitada bajo un organismo legislativo conjunto. Se cambió el nombre del país a Guinea Ecuatorial. Si bien el comisionado general de España tenía extensos poderes, la Asamblea General ecuatoguineana demostraba una gran iniciativa al formular leyes y reglamentos.

En marzo de 1968, presionado por los nacionalistas ecuatoguineanos y las Naciones Unidas, España anunció que concedería la independencia a Guinea Ecuatorial. Una convención constitucional produjo una ley electoral y un proyecto de Constitución. En presencia de un equipo de observadores de las Naciones Unidas, se llevó a cabo el 11 de agosto de 1968 un referéndum en que el 63% del electorado votó a favor de la Constitución, que dispuso que hubiera un gobierno con una Asamblea General y un Tribunal Supremo cuyos jueces serían designados por el Presidente.

En septiembre de 1968, Francisco Macías Nguema fue elegido primer Presidente de Guinea Ecuatorial, y en octubre se declaró su independencia. En julio de 1970, Macías creó un estado monopartidista y hacia mayo de 1971 se abrogaron partes clave de la Constitución. En 1972 Macías asumió control total del Gobierno y el título de Presidente vitalicio. El régimen de Macías se distinguió por el abandono de todas las funciones del Gobierno excepto la seguridad interna, mantenida por medio del terror. Esto dio como resultado la muerte o el exilio de hasta una tercera parte de la población del país. Debido al robo, la ignorancia y el descuido, se arruinó la infraestructura del país, a saber, los servicios de electricidad, abastecimiento de agua, caminos y transporte. Se reprimió la religión y cesó la educación. Los sectores público y privado de la economía quedaron devastados. Los trabajadores nigerianos contratados, cuyo número se estima que ascendió a 60.000, se fueron de Bioko en masa a principios de 1976. La economía se derrumbó y los ciudadanos y extranjeros especializados abandonaron el país.

En agosto de 1979, Teodoro Obiang Nguema Mbasogo, de Mongomo, sobrino de Macías y otrora director de la tristemente célebre prisión de Playa Negra, encabezó con éxito un golpe de Estado. Macías fue arrestado, juzgado y ejecutado. Obiang asumió la Presidencia en octubre de 1979 e inicialmente gobernó a Guinea Ecuatorial con la asistencia de un Consejo Militar Supremo. Una nueva Constitución, redactada en 1982 con la ayuda de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, entró en vigor el 15 de agosto de 1982 tras una votación popular. Se abolió el Consejo, y Obiang fue Presidente por un período de 7 años. Fue reelegido en 1989. En febrero de 1996 fue reelegido nuevamente después de haber obtenido el 98% de los votos. Sin embargo, varios opositores se retiraron de la elección, que fue criticada por los observadores internacionales. Obiang formó luego un nuevo gabinete que incluyó algunas figuras de la oposición en puestos menores.

A pesar de que el régimen monopartidista terminó formalmente en 1991, el Presidente Obiang y un círculo de consejeros (formado sobre todo por miembros de su propia familia y su grupo étnico) retienen la autoridad real. El Presidente nombra y despide a los miembros del gabinete y los jueces, ratifica tratados, dirige las fuerzas armadas, y tiene considerable autoridad en otros campos. Designa los gobernadores de las seis provincias de Guinea Ecuatorial. La oposición tuvo pocos éxitos electorales en la década de 1990. Hacia principios de la década de 2000, el partido PDGE del Presidente Obiang dominó totalmente todos los niveles del gobierno.

GOBIERNO
La Constitución de 1982 otorga al Presidente amplios poderes, incluso designar y despedir miembros del gabinete, promulgar leyes por decreto, disolver la Cámara de Representantes, negociar y ratificar tratados y convocar a elecciones legislativas. El Presidente retiene su función de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas y de Ministro de Defensa, y supervisa de cerca la actividad militar. El Primer Ministro es designado por el Presidente y actúa conforme a los poderes que le son conferidos por el mismo. El Primer Ministro coordina las actividades del Gobierno en campos distintos de los de asuntos exteriores, defensa nacional y seguridad.

La Cámara de Representantes consta de 15 miembros designados por el Presidente y 45 miembros escogidos en elecciones indirectas por períodos de 5 años. Los ciudadanos adultos eligen los funcionarios en sus pueblos y aldeas por votación secreta. Estos funcionarios se convierten entonces en electores que eligen a los 45 representantes entre los miembros de su propio grupo, uno de cada distrito, para que integren la legislatura nacional. En la práctica, la Cámara no es independiente y es incapaz de actuar sin la aprobación o dirección presidencial.

El Presidente designa los gobernadores de las 7 provincias. Para efectos de administración, cada provincia se divide en distritos y municipios. El sistema administrativo interno está bajo la jurisdicción del Ministerio de Administración Territorial. Varios otros ministerios están representados en las provincias y los distritos.

El sistema judicial sigue niveles administrativos similares. A la cabeza están el Presidente y sus consejeros judiciales (el Tribunal Supremo). Les siguen en rango los tribunales de apelaciones, los presidentes de los tribunales de las divisiones, y los magistrados locales. En el sistema judicial oficial se respetan las leyes y costumbres tribales cuando no están en conflicto con las leyes nacionales. El actual sistema judicial, que utiliza frecuentemente el derecho consuetudinario, es un conjunto de regímenes de justicia tradicional, civil y militar, y actúa en forma ad hoc por carecer de procedimientos establecidos y de personal judicial con experiencia.

El otro poder oficial del gobierno es el Consejo de Estado. Su función principal es actuar como gobierno de transición en caso de fallecimiento o incapacidad física del Presidente. El Consejo de Estado consta de los siguientes miembros de derecho: el Presidente de la República, el Primer Ministro, el Ministro de Defensa, el Presidente de la Asamblea Nacional y el Presidente del Consejo Social y Económico.

Si bien ya no existen los abusos y atrocidades que distinguieron a los años de Macías, tampoco existe un verdadero estado de derecho, y el gobierno está fundamentalmente en manos de la Presidencia. Se tolera la libertad de culto.

Altos cargos públicos
Presidente: Teodoro Obiang Nguema Mbasogo, Brigadier General (retirado)
Primer Ministro: Cándido Muatetema Rivas
Ministro de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional: Pastor Micha Ondo Bile
Embajador en los Estados Unidos: Teodoro Biyogo Nsue

La Embajada de Guinea Ecuatorial Embassy en los Estados Unidos está situada en 1712 I Street NW, Suite 410, Washington, DC 20005 (teléfono: (202) 393-0525; fax: (202) 393-0348). La misión ante las Naciones Unidas está situada en 801 Second Avenue, Suite 1403, New York, N.W. 10017 (teléfono: 212-599-1523).

SITUACIÓN POLÍTICA
En el período posterior a la concesión de autonomía local por España a Guinea Ecuatorial en 1963, hubo gran actividad de los partidos políticos. Los partidos Bubi y Fernandino de la isla prefirieron la separación de Río Muni o una federación libre. Los partidos de base étnica de Río Muni favorecieron la independencia de un país unido que abarcara Bioko y Río Muni, planteamiento que por último ganó. (El Movimiento para la Autodeterminación de la Isla de Bioko [MAIB], que aboga por la independencia de la isla bajo el control bubi, es una de las ramificaciones de la era que precedió a la independencia). Después del ascenso de Macías al poder, la actividad política prácticamente cesó en Guinea Ecuatorial. Las figuras de la oposición que vivían entre las comunidades de exiliados en España y otras partes crearon un clima de agitación en pro de reformas; algunos de ellos habían sido empleados en los gobiernos de Macías y Obiang. Después de la legalización de las actividades políticas en Guinea Ecuatorial a principios de la década de 1990, algunos líderes de la oposición retornaron para comprobar el estado de las cosas, pero los actos represivos continuaron esporádicamente.

Estimulado por las Naciones Unidas, los Estados Unidos, España y otros países donantes, el Gobierno realizó un censo electoral en 1995. En septiembre se celebraron las primeras elecciones municipales libres. La mayoría de los observadores concuerda en que las elecciones fueron relativamente libres y transparentes y que los partidos de la oposición obtuvieron entre dos terceras y tres cuartas partes del total de votos. Sin embargo, el gobierno demoró el anuncio de los resultados y declaró después una victoria sumamente dudosa de 52% y la toma de 19 de los 27 consejos municipales. Irónicamente, el consejo de Malabo quedó en manos de la oposición. A principios de enero de 1996, Obiang convocó a elecciones presidenciales, que se realizarían en seis semanas. La campaña fue empañada por alegaciones de fraude, y la mayoría de los demás candidatos se retiró durante la última semana. Obiang se atribuyó la reelección con un 98% de los votos. Los observadores internacionales convinieron en que la elección no fue libre ni justa. En un intento de mejorar su imagen ante sus críticos, Obiang anunció su nuevo gabinete y concedió carteras menores a algunas personas identificadas por el Gobierno como figuras de la oposición.

En la elección legislativa sostenida en marzo de 1999, el partido aumentó su mayoría de 68 a 75 miembros en el Parlamento de 80 escaños. Según se afirma, los principales partidos opositores, la Unión Popular (UP) y la Convergencia para la Democracia Social (CPDS), ganaron uno y cuatro escaños en el Parlamento, respectivamente, pero se negaron a aceptarlos. En las elecciones locales sostenidas en mayo de 2000 el PDGE derrotó una vez más a sus rivales, al ganar todos los municipios principales en una abrumadora victoria. Sin embargo, los principales partidos opositores rechazaron las elecciones alegando que eran inválidas y las boicotearon en diciembre de 2002.

La elección presidencial de diciembre de 2002 se vio empañada por problemas similares a los de las elecciones sostenidas en la década de 1990. Aprovechándose de la desorganización de la oposición, Obiang cambió la fecha de las elecciones de 2003 y las adelantó a fines de 2002. Obiang fue reelegido Presidente con una abrumadora mayoría de 97% de los votos en un escrutinio caracterizado por mala administración, irregularidades e imposición de estrictos límites a las actividades políticas de la oposición. Después de su reelección, Obiang formó un gobierno de unidad nacional que abarcó a todos los partidos de la oposición con excepción del CPDS, que no quiso participar después de que Obiang se negara a poner en libertad a uno de sus líderes encarcelados.

Desde la independencia, los dos Presidentes (Macías y su sobrino Obiang) han sido las fuerzas políticas dominantes. Desde 1979, el Presidente Obiang se ha visto limitado solamente por la necesidad de mantener un consenso entre sus consejeros y defensores políticos, la mayoría de ellos miembros de la familia Nguema, de Mongomo, la región oriental de Río Muni. La familia Nguema es parte del subclan Esangui de los fang. Los supuestos intentos de golpe de Estado en 1981 y 1983 suscitaron poca simpatía entre la población.

El gobierno del Presidente Obiang, que permitió reabrir las escuelas, ampliar la educación primaria y restaurar las carreteras y los servicios públicos, ofrece una comparación favorable con la tiranía y el terror de Macías. Sin embargo, se le ha criticado por no poner en práctica reformas genuinamente democráticas. La corrupción y un sistema judicial disfuncional trastornan el desarrollo de la economía y la sociedad de Guinea Ecuatorial. En marzo de 2001, el Presidente nombró un nuevo Primer Ministro, Cándido Muatetema Rivas, y sustituyó a varios ministros considerados particularmente corruptos. Sin embargo, el presupuesto del Gobierno no incluye todavía todos los ingresos y gastos. El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo propuso un amplio plan de reforma gubernamental, pero el Gobierno no se apresuró a ponerlo en práctica.

Los derechos humanos en Guinea Ecuatorial sufrieron un grave revés en mayo de 2002, cuando un tribunal especial sentenció a 68 presos y a miembros de sus familias a condenas de 6 a 20 años de prisión por un supuesto intento de golpe de Estado contra el Presidente Obiang. Entre los sentenciados figuraron líderes de los tres principales partidos opositores que se mantuvieron independientes del partido gobernante del Presidente Obiang. Hubo numerosas irregularidades relacionadas con el juicio, incluso comprobación de casos de tortura y falta de pruebas sustantivas. En agosto de 2003, a 31 presos condenados se les concedió amnistía presidencial con motivo del aniversario del derrocamiento del Presidente Macías instigado por su sobrino Obiang en 1979.

Si bien Guinea Ecuatorial carece de una tradición democrática bien establecida comparable a las de las democracias desarrolladas del Occidente, cabe notar que de las condiciones anárquicas, caóticas y represivas de los años de Macías, el país ha dado pasos pequeños, si bien fortuitos, hacia la creación de un sistema político participativo.

ECONOMÍA
Las exportaciones de petróleo y gas han aumentado sustancialmente e impulsarán a la economía en los años venideros. El crecimiento real del PIB alcanzó 23% en 1999, 18% en 2000, 66% en 2001 y 24% en 2002. El ingreso por habitante se duplicó de unos $1.000 en 1998 a $2.000 en 2000 y hoy es de $4.900. El sector de la exportación de recursos energéticos es responsable de este rápido crecimiento. La producción de petróleo ha aumentado de 81.000 barriles diarios en 1998 a más de 350.000 en 2003. Para 2005 se proyecta una producción de 500.000 barriles diarios. Esto se basa en los actuales depósitos de petróleo y gas con viabilidad comercial. Continúa la exploración en busca de otras concesiones potenciales mar adentro.

Guinea Ecuatorial tiene recursos humanos y naturales no explotados, así como un clima tropical, tierras fértiles, grandes extensiones de agua, puertos de aguas profundas y una fuente de trabajo no aprovechada aunque inexperta. Después de su independencia en 1968, el país sufrió 11 años de dictadura represiva, que devastaron a la economía. El sector agrícola, tradicionalmente reconocido por el cacao de alta calidad, nunca se ha recuperado por completo. En 1969 Guinea Ecuatorial produjo 36.161 toneladas de cacao muy solicitado, pero la producción bajó a 4.800 toneladas en 2000 y a 2.700 en 2001. La producción de café también decayó, a 100.000 toneladas métricas en 2000. La madera es la principal fuente de divisas después del petróleo, aunque en la actualidad representa sólo un 3% del total de los ingresos provenientes de la exportación. La producción de madera tuvo un aumento constante durante los años de la década de 1990; las exportaciones de madera alcanzaron la cifra sin precedentes de 789.000 metros cúbicos en 1999 al acelerarse la demanda en Asia (en particular en China) después de la crisis económica de 1998. La mayor parte de la producción (sobre todo de Okoume) se destina a la exportación, y sólo el 3% se elabora localmente. Los ecologistas temen que una explotación a este nivel no sea sostenible y señalan el daño permanente ya infligido a las reservas forestales en Bioko.

La inflación de los precios al consumidor se ha reducido de 38,8% en 1994, después de la devaluación del franco CFA, a 7,8% en 1998, y a 1,0% en 1999, según datos del Banco de los Estados de África Central (BEAC). La inflación se ha mantenido estable en 6% después de 2002.

Las políticas de Guinea Ecuatorial, según definidas por la ley, comprenden un régimen de inversión abierto. Las restricciones cualitativas a las importaciones, la protección no arancelaria y muchos requisitos relacionados con los permisos de importación, se levantaron cuando el Gobierno adoptó en 1992 un programa de inversión pública respaldado por el Banco Mundial. El Gobierno de la República de Guinea Ecuatorial ha vendido algunas empresas estatales. Está tratando de crear un clima más favorable para las inversiones y su código de inversión contiene numerosos incentivos de creación de empleos, capacitación, promoción de las exportaciones no tradicionales, apoyo a proyectos de desarrollo y participación de capital autóctono, libertad de repatriación de beneficios, exención de ciertos impuestos, capital y otros beneficios. Los reglamentos del comercio se liberaron aún más desde la introducción de los códigos de reforma de la Comunidad Económica y Monetaria de África Central (CEMAC) en 1994. Esto incluyó la eliminación de las restricciones en forma de cuotas y reducciones en el alcance y monto de los aranceles. Los países de la CEMAC acordaron en 1999 introducir un impuesto al valor agregado (IVA).

Aunque las leyes comerciales fomentan una economía liberalizada, el clima empresarial continúa siendo difícil. La aplicación de las leyes sigue siendo selectiva. La corrupción de los funcionarios está generalizada, y muchas transacciones comerciales se efectúan bajo circunstancias que no son transparentes. Una ley de salarios de reciente introducción regula ahora los diferentes niveles salariales de los sectores petrolero, privado y gubernamental.

Hay poca industria en el país, y el mercado local para los productos industriales es pequeño. El gobierno procura ampliar el papel que desempeña la libre empresa y promover la inversión extranjera, pero ha tenido poco éxito en crear un entorno que despierte el interés de los inversionistas.

El presupuesto ecuatoguineano ha aumentado mucho en los últimos cinco años al proveer las regalías y los impuestos sobre la producción de petróleo y gas por empresas extranjeras nuevos recursos a un Gobierno que una vez fue pobre. En el presupuesto para 2001 se previeron ingresos cercanos a 154.000 millones de francos CFA (unos $200 millones), un aumento de un 50% sobre los niveles de 2000. Los ingresos provenientes del petróleo representan más de dos tercios de las rentas públicas, y los impuestos IVA y sobre el comercio son las otras fuentes principales de ingresos.

Desde 1991, el gobierno ecuatoguineano ha emprendido varias reformas para reducir su función predominante en la economía y promover el desarrollo del sector privado. Aunque su función ha disminuido, muchas de sus formas de interacción con el sector privado a veces son caprichosas. El gobierno tiene interés en una mayor inversión estadounidense. A principios de 1997, inició gestiones para fomentar la activa participación del sector privado por medio de actividades de cooperación con la visita del Consejo Corporativo para África y numerosas gestiones ministeriales. En 1998, el Gobierno privatizó la distribución de los productos petroleros. Existen ahora en el país estaciones Total y Mobil. El Gobierno ha expresado interés en privatizar la obsoleta compañía proveedora de electricidad. Una firma francesa administra un servicio de teléfonos celulares en cooperación con una empresa estatal. Entre los sectores que el Gobierno desea privatizar figuran la agricultura, la pesca, la ganadería y el turismo.

La situación de la balanza de pagos de Guinea Ecuatorial ha mejorado sustancialmente después de mediados de la década de 1990 debido a la nueva producción de petróleo y gas y a los precios favorables de los recursos energéticos. Las exportaciones ascendieron en 2002 a un total de $2.450 millones. Las exportaciones de petróleo crudo representan ahora anualmente más del 90% de los ingresos de las exportaciones. Las exportaciones de madera, en cambio, sólo representan ahora cerca de 3% de los ingresos de las exportaciones. Las importaciones también han tenido un rápido aumento en Guinea Ecuatorial.

En las décadas de 1980 y 1990, Guinea Ecuatorial recibió ayuda externa de numerosos donantes bilaterales y multilaterales, entre ellos los países europeos, los Estados Unidos y el Banco Mundial. Muchos de estos programas de ayuda han cesado por completo o han disminuido. España, Francia y la Unión Europea continúan suministrando asistencia para algunos proyectos, lo mismo que China y Cuba. El Gobierno ha discutido también la posibilidad de trabajar con ayuda del Banco Mundial para desarrollar su capacidad administrativa.

Guinea Ecuatorial obró hasta 1996 bajo un Servicio de Ajuste Estructural Reforzado (SAER) negociado por el Fondo Monetario Internacional. Desde entonces, no hubo acuerdos ni arreglos oficiales. Sin embargo, a partir de 1996, el FMI ha sostenido consultas regulares (evaluaciones periódicas de los países) conforme al Artículo IV. Después de las consultas de 1999, los directores del FMI destacaron la necesidad de que Guinea Ecuatorial aumentara su disciplina fiscal y rendición de cuentas e hiciera más transparente la gestión de los recursos del sector público, especialmente los ingresos del sector energético. Los funcionarios del FMI destacaron también la necesidad de tener información económica. A partir de 1999, el Gobierno ecuatoguineano ha intentado atender las solicitudes del FMI en lo que respecta a transparencia y franqueza en sus cuentas fiscales.

Comercio e inversión
Los Estados Unidos son el mayor inversionista bilateral acumulativo extranjero en Guinea Ecuatorial. La mayoría de las exportaciones estadounidenses a Guinea Ecuatorial consisten en equipo de transporte y maquinaria relacionados con el sector energético. La principal importación estadounidense de Guinea Ecuatorial es el petróleo. En 1999, la Unión Europea (UE) importó bienes de Guinea Ecuatorial por un valor de $281,7 millones, de los cuales el 89% era petróleo y el 7% madera. La Unión Europea exportó a Guinea Ecuatorial bienes por un valor de $104 millones. Cerca de un 20% de estas exportaciones estuvo relacionado con petróleo y gas, y el 80% restante con productos agrícolas, prendas de vestir y automóviles usados.

Infraestructura
La infraestructura es generalmente antigua y está en malas condiciones. Se han ampliado las opciones para el transporte terrestre debido a que el Gobierno ha invertido mucho en proyectos de pavimentación de caminos. El Banco Africano de Desarrollo ha ayudado a mejorar los caminos pavimentados desde Malabo hasta Luba y Riaba; los chinos emprendieron un proyecto para conectar Mongomo a Bata en el territorio continental y la Unión Europea ha financiado una red de carreteras interestatales para conectar a Guinea Ecuatorial con Camerún y Gabón. El mantenimiento de las carreteras suele ser inadecuado.

Tres pequeñas centrales hidroeléctricas sobrecargadas y varios generadores obsoletos abastecen de electricidad a las poblaciones más grandes de Guinea Ecuatorial. En 1999, la producción nacional fue de unos 13.000 kilovatios/hora. En Malabo, una firma estadounidense, Marathon Oil, construyó una central eléctrica de 10 megavatios financiada por el gobierno, que entró en operación a mediados de 2000; están en marcha los planes para duplicar la capacidad. La central provee servicio mejorado a la capital, aunque ocasionalmente todavía ocurren apagones. En el territorio continental, la ciudad más grande, Bata, sigue experimentando apagones regulares.

Las ciudades más grandes tienen agua, pero no siempre se puede confiar en su calidad debido a falta de mantenimiento y mala administración. Algunos poblados y zonas rurales tienen generadores y bombas de agua, que generalmente son propiedad particular.

Parastatal Getesa, una empresa conjunta con participación minoritaria de una firma subsidiaria de France Telecom, provee servicio telefónico en las ciudades principales. El sistema, de base terrestre, está sobreextendido, pero Getesa ha introducido un popular sistema GSM que, por lo general, es fiable en Malabo y Bata.

Guinea Ecuatorial tiene en el Atlántico dos de los puertos marítimos más profundos de la región, incluso el principal puerto comercial de la ciudad de Bata. Los puertos de Malabo y Bata están sobrecargados y requieren un extenso trabajo de rehabilitación y reacondicionamiento. Amerada Hess, una empresa petrolera estadounidense, en sociedad con Incat, una compañía británica, ha hecho progresos considerables en un proyecto para renovar y ampliar las instalaciones de Luba, el tercero entre los principales puertos del país, situado en la isla de Bioko. El Gobierno confía en que Luba se convertirá en un importante centro de transporte para las empresas de petróleo y gas que trabajan mar adentro en el Golfo de Guinea. Luba está situada a unos 50 km de Malabo y antes no había allí casi ninguna actividad con excepción de pesca en pequeña escala y uso ocasional de sus instalaciones portuarias para aliviar la congestión en Malabo. Riaba, el único otro puerto de alguna escala en Bioko, es menos activo. Los puertos continentales de Mbini y Cogo se han deteriorado también y ahora se usan sobre todo para embarque de madera.

Cinco pequeñas líneas aéreas ofrecen en la actualidad servicios regulares diarios entre Malabo y Bata y los países vecinos cercanos. Unos pocos aviones antiguos de fabricación soviética operados por varias compañías pequeñas (una de propiedad del Estado y las otras privadas) constituyen la flota aérea nacional. La afluencia de trabajadores de la industria petrolera ha aumentado la actividad aérea internacional. Algunas de las principales líneas aéreas internacionales conectan ahora a Malabo con las ciudades europeas de Ámsterdam, Madrid y Zurich. Un vuelo fletado semanal, de clase comercial, presta servicio a Houston, Texas. La pista del aeropuerto internacional de Malabo (3.200 metros) está equipada con luces y puede atender aviones como los DC-10 y C130. La pista del aeropuerto de Bata (2.400 metros) no está en servicio por la noche, pero puede acomodar aviones del tamaño de los B737. En Mongomo y en la isla de Annobón hay dos pistas de aterrizaje menores (800 metros).

Evolución de la industria energética
Después de un comienzo lento, Guinea Ecuatorial ha surgido recientemente como el tercer productor de petróleo más importante de África, situado en una de las regiones más prometedoras del mundo en cuanto a la producción de hidrocarburos. Los yacimientos petrolíferos principales, Zafiro y Alba, se encuentran mar adentro frente a la costa de la isla de Bioko. Su producción excede ahora de 350.000 barriles diarios.

En 1995, la firma Mobil (actualmente ExxonMobil) descubrió el extenso yacimiento de Zafiro, cuyas reservas se estiman en 400 millones de barriles. La producción comenzó en 1996. La compañía anunció un programa trienal de desarrollo acelerado de $1.000 millones para aumentar su producción a 130.000 barriles diarios para principios de 2001, pero su progreso se demoró por causa de una diferencia contractual con el Gobierno y por una configuración geológica inesperadamente difícil. El desacuerdo con el Gobierno se resolvió a la larga.

En 1998 se introdujo un programa de reglamentación más liberal para la exploración y producción de hidrocarburos, que ofrecía participación en los beneficios. El programa modificó y actualizó el contrato de participación en la producción que, hasta ese entonces, había favorecido mucho a los operadores occidentales. Como resultado, los ingresos petroleros internos aumentaron de un 13% a un 20% de los ingresos producidos por la exportación del petróleo. Sin embargo, la participación del gobierno sigue siendo relativamente poca comparada con las normas internacionales.

En 1997 CMS Nomeco (ahora Marathon Oil) procedió a ampliar su operación con una planta de producción de metanol de $300 millones. La planta empezó a producir en 2000 y ayuda a aumentar la producción de petróleo condensado del yacimiento de Alba.

En agosto de 1999 el Gobierno solicitó licitaciones para una nueva ronda de permisos de exploración petrolera para 53 bloques de aguas profundas inexploradas y siete bloques de aguas poco profundas. La respuesta no fue muy entusiasta debido a un conjunto de factores, entre ellos la baja de los precios del petróleo, la reestructuración dentro de la industria petrolera y la incertidumbre sobre una frontera marítima no demarcada con Nigeria (asunto resuelto en 2000).

A fines de 1999, Triton Energy, (ahora parte de Amerada Hess), descubrió La Ceiba en el bloque G, en una zona enteramente nueva frente a la costa del territorio continental. Con un repunte de los precios del petróleo, se intensificó la exploración en 2000. En abril de 2000, la firma Vanco Energy, con sede en los Estados Unidos, firmó un contrato de participación en la producción del bloque submarino de Corisco Deep. En mayo de 2000, se otorgó a Chevron el bloque L, mar adentro frente a Río Muni, y se firmaron otros tres contratos de participación en la producción (para los bloques J, I y H) con Atlas Petroleum, una firma nigeriana.

A principios de 2001 el Gobierno anunció planes para establecer una compañía petrolera nacional, GEPetrol, que permitiría a Guinea Ecuatorial aumentar su interés en el sector y que facilitaría una transferencia más rápida de aptitudes prácticas. Sin embargo, los críticos temen que tal compañía podría convertirse en vehículo para una contabilidad poco nítida y una inercia del tipo que ha obstaculizado el desarrollo en los países vecinos, entre ellos Angola, Camerún y Nigeria.

La exploración en la zona de la Bahía de Corisco (fronteriza con Gabón) y en las cercanías de la frontera marítima con Camerún podría verse complicada por las diferencias fronterizas menores entre Guinea Ecuatorial y sus dos vecinos. Si bien estos litigios siguen sin resolver, los tres países han demostrado estar dispuestos a resolver sus diferencias por la vía diplomática, incluso con la formalización de acuerdos sobre actividades de exploración conjunta.

DEFENSA
Las fuerzas militares de Guinea Ecuatorial se reorganizaron en 1979. Constan de unos 2.500 efectivos. El ejército tiene 1.400 soldados; la policía, 400 agentes paramilitares; la marina, 200 efectivos; y la fuerza aérea, unos 120 efectivos. Existe una gendarmería, pero no se conoce el número de sus integrantes. En términos generales, la fuerza militar está todavía insuficientemente adiestrada y equipada, pero las adquisiciones y el adiestramiento han aumentado. Su armamento consiste sobre todo en armas pequeñas, granadas lanzadas por cohete y morteros. Muy pocos de sus vehículos o camiones blindados de estilo soviético están en condiciones de operación.

Entre 1984 y 1992, los miembros de las fuerzas armadas visitaron regularmente los Estados Unidos conforme al Programa Internacional de Educación y Entrenamiento Militares, hasta que cesó el financiamiento de este programa para Guinea Ecuatorial. Los contactos estadounidenses entre militares están inactivos desde 1997 (año del último ejercicio conjunto de adiestramiento combinado). El Gobierno gastó 6,5% de su presupuesto anual en defensa en 2001 y 4,5% en 2001. Recientemente adquirió algunas piezas de artillería chinas, lanchas patrulleras ucranianas y helicópteros de combate ucranianos. Los ecuatoguineanos dependen de extranjeros para manejar y mantener este equipo, dado que no están lo suficientemente adiestrados para ello.

RELACIONES EXTERIORES
Por medio de un acuerdo de transición, firmado en octubre de 1968, se puso en vigor la decisión española, tomada antes de la independencia, de asistir a Guinea Ecuatorial y asegurar que España mantuviera temporalmente sus fuerzas allí. Una diferencia con el Presidente Macías, en 1969, llevó a Guinea Ecuatorial a exigir que todas las tropas españolas partieran de inmediato, y que un número considerable de civiles abandonara el país al mismo tiempo. Las relaciones diplomáticas entre los dos países nunca se rompieron, pero España las suspendió en marzo de 1977 como consecuencia de nuevas diferencias. Después de la caída de Macías en 1979, el Presidente Obiang pidió la asistencia de España y, desde ese entonces, ese país volvió a ocupar un lugar de influencia en Guinea Ecuatorial. Los dos países firmaron acuerdos permanentes de cooperación económica y técnica, concesiones privadas y relaciones comerciales. En marzo de 2001 el Presidente Obiang efectuó una visita oficial a Madrid y algunos funcionarios de alto rango del Ministerio de Relaciones Exteriores de España visitaron Malabo en ese mismo año. España mantuvo un programa de ayuda bilateral en Guinea Ecuatorial. La mayoría de los elementos opositores ecuatoguineanos (incluso un presunto gobierno en exilio) se encuentran en España, cosa que es motivo de molestia para el gobierno ecuatoguineano.

Guinea Ecuatorial ha mantenido generalmente relaciones cordiales con sus vecinos. Es miembro de la Comunidad Económica y Monetaria de África Central (CEMAC), que incluye a Camerún, la República Centroafricana, Chad, Congo/Brazzaville y Gabón. Guinea Ecuatorial es parte también de la zona del franco CFA en África Central, y el Banco de Estados Centroafricanos, con sede en Camerún, coordina la política monetaria. El franco CFA es garantizado por el Banco de Francia, y varios asesores técnicos franceses trabajan en los Ministerios de Hacienda y Planificación. Francia, España, Cuba y China han participado en proyectos de infraestructura y desarrollo técnico.

Guinea Ecuatorial tiene diferencias fronterizas menores con Camerún con respecto a las zonas costeras que definen el territorio de mar adentro e inciden en la propiedad de futuras concesiones petroleras en el Golfo de Guinea. El grupo étnico mayoritario fang del territorio continental de Guinea Ecuatorial se extiende hacia el norte y el sur hasta los bosques de Camerún y Gabón. Camerún exporta algunos productos alimentarios a Guinea Ecuatorial e importa de ésta petróleo para su refinería en el cercano Limbe.

El desarrollo de la industria petrolera por firmas estadounidenses y la falta de una fuerza laboral bien adiestrada han motivado la afluencia de trabajadores de habla inglesa (legales e ilegales) desde Camerún, Nigeria y Ghana. Camerún ha criticado a Guinea Ecuatorial por un supuesto maltrato a cameruneses que trabajan en Guinea Ecuatorial. Quejas similares fueron expresadas por trabajadores nigerianos en Guinea Ecuatorial. Sin embargo, las relaciones con el Gobierno de Nigeria han sido cordiales últimamente, al delinear los dos países sus fronteras de mar adentro para facilitar el desarrollo de los yacimientos de gas cercanos.

El Gobierno mantiene una política de no alineamiento y se ha mostrado renuente a integrarse plenamente en la CEMAC. El Gobierno de Guinea Ecuatorial, en su búsqueda de ayuda para alcanzar su meta de reconstrucción nacional, ha establecido relaciones diplomáticas con numerosos países europeos y del Tercer Mundo.

RELACIONES ENTRE LOS ESTADOS UNIDOS Y GUINEA ECUATORIAL
El Gobierno de Guinea Ecuatorial ve favorablemente al Gobierno de los Estados Unidos y a las firmas estadounidenses. Los Estados Unidos son el mayor inversionista extranjero en Guinea Ecuatorial, el cuarto país destinatario de las inversiones estadounidenses en importancia en África subsahariana. Las firmas estadounidenses son las empresas extranjeras cuya presencia es más visible en el país. Para atraer una mayor inversión estadounidense, las personas con pasaportes estadounidenses tienen derecho a ingresar sin visa para efectuar visitas cortas al país. Los Estados Unidos son el único país que goza de este privilegio.

Con la creciente presencia de inversionistas estadounidenses, las relaciones entre los Estados Unidos y el Gobierno de Guinea Ecuatorial se caracterizan por su aspecto positivo y constructivo. En 2003, el Departamento de Estado volvió a abrir en Malabo una Embajada con funciones limitadas después de una ausencia de ocho años. Conforme al arreglo actual, el Embajador de los Estados Unidos en Yaundé está acreditado en Camerún y Guinea Ecuatorial. Las responsabilidades consulares continuarán siendo atendidas por la Embajada de los Estados Unidos en Yaundé en el futuro previsible, si bien la Embajada mantiene un agente consular en Bata.

Guinea Ecuatorial mantiene una Embajada Embassy en Washington. El Presidente Obiang ha procurado cultivar las relaciones ecuatoguineano-estadounidenses, con visitas regulares a los Estados Unidos para sostener reuniones con funcionarios públicos de alto rango y dirigentes del sector empresarial.

En el Informe sobre los Derechos Humanos de 2002 del Departamento de Estado de los Estados Unidos correspondiente a Guinea Ecuatorial se mencionaron deficiencias en materia de derechos humanos básicos, libertad política y derechos laborales. Guinea Ecuatorial atribuye las deficiencias a un fervor excesivo de parte de las autoridades locales y promete mayor control y sensibilidad. La política del Gobierno de los Estados Unidos incluye una participación constructiva en Guinea Ecuatorial, con el fin de incentivar la mejora de la situación de los derechos humanos y una utilización acertada de los fondos producidos por el petróleo, en el sentido de dirigirlos hacia el desarrollo de una sociedad civil funcional. Los ecuatoguineanos visitan los Estados Unidos bajo programas auspiciados por el Gobierno y algunas compañías petroleras e instituciones docentes de este último país. El Fondo de Autoayuda administrado por los embajadores y el Fondo para la Democracia y los Derechos Humanos financian todos los años varios pequeños proyectos de nivel popular.

En vista de los vínculos crecientes entre firmas estadounidenses y ecuatoguineanas, la Corporación de Inversiones Privadas en el Exterior (OPIC), el organismo del Gobierno de los EE.UU. encargado de promover las inversiones en el exterior, ha terminado el acuerdo más extenso en África subsahariana para un proyecto estadounidense de gran envergadura en Guinea Ecuatorial. La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional no tiene programas ni iniciativas relacionadas con Guinea Ecuatorial, ni tampoco está presente allá el Cuerpo de Paz. Hay muy poca participación de las organizaciones no gubernamentales y de otros grupos de donantes estadounidenses en el país.

Altos cargos de la Embajada de los Estados Unidos
Embajador: Niels Marquardt (residente en Yaundé, Camerún)
Encargado de negocios (Malabo): Dan Vernon

Los Estados Unidos han reabierto una Embajada U.S.Embassy con funciones limitadas en Malabo (http://usembassy.state.gov/malabo/). Sin embargo, toda consulta debe dirigirse a la Embajada de los Estados Unidos en Yaundé, Camerún, Rue Nachtigal, P.O. Box 817, Yaundé, teléfono: (237) 223-05-12; (237) 222-25-89; (237) 222-17-94; (237) 223-40- 14; fax: (237) 223-07-53. Horas hábiles, de lunes a jueves desde las 7:30 hasta las 17:00 horas, y los viernes desde las 7:30 hasta las 12:30 horas.

  
FirstGov
Este sitio es administrado por la Dirección de Asuntos Públicos del Departamento de Estado.
Enlaces a otros sitios en el internet no constituye un respaldo a las opiniones contenidas en ellos.
Informacion sobre Derecho de Autor | Advertencia